Uno de los comercios fundadores del Mercado La Frontera de Petrer, allá por 1989. Han transcurrido más de 30 y con ellos algunos cambios, pero su pasión por el trabajo y por ofrecer excelentes productos cárnicos se ha mantenido intacta. El éxito de su continuidad, aseguran, además del género, reside en la profesionalidad y en el trato cercano que ofrecen.

Si paseamos por esta carnicería, encontramos carnes variadas. Desde cerdo ibérico o ternera de novillo, hasta pollos de alimentación natural, embutidos, elaborados de rellenos, albóndigas, hamburguesas o muslos de pollo y lomos rellenos a petición del cliente, entre otros muchos productos.