Experiencias que perdurarán en la memoria. Bajo este lema, Indalo banquetes extiende cada día sus manteles, revelando la personalidad de sus platos y el calor humano que sus fundadores dispensan en todos sus clientes y amigos, con la intención de crear experiencias inolvidables.

Fundado entre los cimientos de una familia con amplia tradición en el sector. En 1990 nace el Salón Chaflán, predecesor de Indalo Banquetes, que años más tarde se inauguró dividido en espacios que ofrecen experiencias únicas.

A día de hoy, Indalo banquetes es reconocido como uno de los establecimientos hosteleros más emblemáticos de la zona del bajo Vinalopó. Pues, durante años cada uno de sus salones ha ido evolucionando en paralelo a los tiempos que vivimos, para el deleite y disfrute de cada celebración digna de rememorar.