En el puesto de “Ana y Paqui, congelados y salazones” tienen claro que la principal seña de identidad del Mercado La Frontera de Petrer es su relación calidad-precio, un sello que también imprimen a su puesto, en el que ofrecen numerosos productos: gamba a la plancha, langostino, centollo, patas de cangrejo… También ofrecen otras delicias, como pulpo a la gallega, emperador o salmón noruego, así como otros productos rebozados, muy aclamados por la clientela.